Museos

Descubre los Principales Museos de Norte de Santander

La Casa Natal del General Santander, “El hombre de las leyes”, hizo parte de una hacienda de diez mil árboles de cacao que su padre don Juan Agustín Santander, ocupó desde 1781 y luego compró a los herederos del más antiguo propietario conocido de dicho inmueble don Francisco García por escritura de fecha 16 de noviembre de 1802, cuando siendo joven, emprendió el viaje hacia la capital para vestir la beca del Colegio Real Mayor y Seminario de San Bartolomé, próximo a cumplir trece años de edad y cuando llegó a Santafé procedió a alojarse en la casa de su tío el presbítero Omaña, cura de la catedral.

Después de pasar por varios dueños, finalmente por ley 164 de 1959, es declarada Monumento Nacional y se autorizo a la nación comprarla.

En el patio interior de esta, se halla la estatua de bronce del General, obra del escultor Enrique Llamosa.

Al cumplirse el bicentenario del natalicio del General Santander, fue sometida a una total remodelación, convirtiéndose en un museo evocativo, homenaje a este prócer Colombiano.

La casa natal es una casona de estilo colonial con paredes en tapia pisada y cubierta en teja de barro. La edificación original, destruida en el terremoto de 1875, fue reconstruida 1971 y restaurada en 1990 con técnicas imitativas de las construcciones dos veces centenarias con disposiciones basadas en las crónicas contemporáneas de la época de la infancia del General.

El Museo Antón García de Bonilla se encarga de investigar, preservar, exhibir y divulgar la historia de Ocaña y su antigua provincia, por medio de sus colecciones y su patrimonio inmueble. Declarado bien de interés cultural de carácter departamental, el museo promueve la identidad cultural mediante actividades educativas e investigativas, con las cuales busca rescatar la tradición oral, las leyendas y tradiciones de la comunidad, así como concientizar a niños, jóvenes y adultos mayores sobre la importancia del patrimonio cultural.

La propiedad de la sede del museo se le atribuye a don Antón García de Bonilla, el último de cuatro personajes que llevaron este mismo nombre, quien con sus aportes estableció el primer colegio de jesuitas en Ocaña. La arquitectura del museo es considerada colonial doméstica urbana del siglo XVII, ya que cuenta con paredes de tapia pisada, cubierta de madera, caña brava, teja española, dos plantas con balcón corrido hacia el costado norte y piso en baldosa de barro.

Museo Anzoategui. Pamplona. Foto Jairo Jaimes

Ubicado en el municipio de Pamplona. Fundada en 1989 con el carácter de monumento nacional en memoria del General José Antonio Anzoategui, prócer venezolano destacado en la batalla de Boyacá. Sus salas exhiben material artístico-didàctico que pone de manifiesto el desarrollo de hechos de enorme trascendencia en la formación de nuestra historia; así mismo, se conserva el registro notarial que registra la vida colonial republicana de la ciudad de los años 1754-1990.

 

Dirección: Cra. 6 #8-43, Pamplona, Norte de Santander

Horario: Lunes a Viernes 8:00 a.m – 12:00 m. y de 2:00 p.m a 6:00  p..m

Museo Casa Colonial. foto Amilkar Avella

Tiene el privilegio de ser el primer museo fundado en Pamplona y en el departamento. Está localizado en una antigua casona de la época colonial, con patios apisonados cubiertos de madera y tejas, pisos de ladrillo, cartón y patios empedrados. Cuenta con la colección de arqueología, paleontología, etnografía, antropología, arte colonial, armas, arreos de la época de la independencia; también cuenta con piezas pertenecientes al general Camilo Daza.

Horario: Lunes a Viernes 8:00 a.m – 12:00 m. y de 2:00 p.m a 6:00  p..m

El Museo Centenario hace alusión a la riqueza e importancia de la historia de nuestro Departamento Norte de Santander, la cual fue creado en 1910 quien en su momento era gobernante de la Nación, el General Rafael Gonzáles Valencia.
Quien dio paso y vida al Departamento fue el presidente de la Asamblea Nacional, Emilio Ferrero, la cual prosiguió a firmar la Ley 25 de 1910, esta dio el reconocimiento al Departamento que el día de hoy conocemos  con el nombre de Norte de Santander.
La importancia del Museo Centenario es evidente por ser un espacio loable para resaltar y dar a conocer nuestro Departamento que con mucho esfuerzo se ha extendido y ha sido participe de hechos importantes que engalanan y suman a la riqueza cultural de Norte de Santander.
El museo Centenario tiene como objetivo fomentar la comprensión y orgullo de nuestra historia y de todo aquello que hace parte de la cultura nortesantanderiana, además, de divulgar y formar recordación de la ciudad a través de la historia, expresiones de arte, conferencias y talleres educativos para beneficio de la comunidad.

 

Ubicación: Calle 14 1-03 del Barrio La Playa.

Horarios: Lunes a Viernes 8:30 a.m. a 12:00 m; 2:30 a 6:30 p.m.; Sábados: 8:30 a.m. a 12:00 m.

Patio principal Museo Arte Moderno. Foto Jairo Jaimes

“Lo que primero debe tener una obra de arte es poesía; sin poesía, sin misterio sería apenas geometría, y esta, sola, no es arte”. La frase es del maestro Eduardo Ramírez Villamizar, nacido en Pamplona el 23 de agosto de 1922 y en cuyo homenaje se levanta el Museo de Arte Moderno de esta ciudad. Allí se exhiben esculturas suyas y obras de artistas como Pedro Nel Gómez, Beatriz González, Enrique Grau, Ana Mercedes Hoyos, Edgar Negret y Omar Rayo.

La tradición de fe de Pamplona se observa en el Museo Arquidiocesano de Arte Religioso. Allí hay tres salas, en dos pisos. En el primero se exponen la mayoría de pinturas y tallas en madera, y en el segundo están otras dos salas: una, dedicada a la platería y otra, a libros de la Colonia y a una exhibición de ornamentos. En el museo se ven obras de artistas como Ricardo Acevedo Bernal.

El museo, entre otros de sus propósitos, pretende cultivar el sentimiento religioso de la comunidad de la ciudad norte santandereana, y sus alrededores, por medio de la investigación y exhibición del patrimonio artístico religioso, y, de manera especial, preservando y conservando obras artísticas a partir de la época de la Colonia, entre las que se encuentran expresiones de la Escuela Quiteña.

Con un precio simbólico de $1.000 pesos colombianos, quienes visiten el Museo Arquidiocesano, podrán hacer un recorrido guiado por las diferentes iconografías que se han preservado, los cuales se han ubicado por épocas y escuelas a través de 3 salas de exhibición, distribuidas en 2 pisos; en el primero se encuentra la sala más extensa donde se exponen la mayoría de pinturas y tallas en madera, en el segundo, están las otras dos salas; una dedicada a la platería, en la otra se hallan pinturas, libros de Colonia y una exposición de ornamentos.