Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Villa del Rosario

Allí, sobre la frontera con la República Bolivariana de Venezuela se erige uno de los municipios colombianos con mayor legado histórico. Un territorio que en el aire emanado de sus altas palmeras evoca memorias de una cultura y de un hacer patria marcado por acontecimientos importantes para la región y el país

No en vano, la arquitectura de antaño que los rosariences cuidadosamente atesoran, narra cómo en sus muros se acunó a un naciente Estado. Y es que en este lugar, en 1821, se habría instalado el Congreso Constituyente de la Gran Colombia. Así mismo, su suelo tiene el honor de haber parido a uno de los hombres más importantes para la Patria, el General Francisco de Paula Santander, conocido como el Hombre de las Leyes y quien fuera el autor de la Constitución de Cúcuta, cuyo fin primordial fue crear la República de Colombia mediante la unificación de Nueva Granada (Colombia y Panamá) y Venezuela.

Somos parte de la Ruta de la Patria

Villa del Rosario - Fotos por Jonathan Manrique Nossa

Empaparse de dicho legado es realmente muy fácil; basta con desplazarse 7 kilómetros desde la ciudad de Cúcuta para encontrar el Complejo Histórico de Villa del Rosario, donde las ruinas del Templo del Congreso de 1821, La Casa Natal del General Santander, Las ruinas de la Capilla Santa Ana, La Casa La Bagatela, las viejas casonas y la antigua Estación del Ferrocarril, le darán una bienvenida cargada de belleza arquitectónica pero también de infinidad de sucesos que deleitan y entretienen la memoria.

A Donde Ir

Arbol de Tamarindo

El “Tamarindo” ubicado a 200 metros adelante del Templo de Villa del Rosario fue el lugar de esparcimiento de los diputados, funciono en ese entonces como una cafetería.

Era el lugar donde se intercambiaban las diversas disposiciones y maniobras propias de la política, por esta razón se le conoce como “Testigo Mudo de la Libertad”.

Bagatela

En la época del Congreso esta casa tenía dos plantas las cuales derribo el terremoto de 1875. Allí funciono el poder ejecutivo y fue residencia de los vicepresidentes Roscio, Azuola, Nariño y Castillo.

Esta casa fue remodelada en 1971 por el Ministerio de Obras Públicas. El nombre de “La Bagatela” le fue dado por un tendero que la habitaba hace 40 años. Quiso recordar de esta manera el periódico que fundó Nariño en Santa Fe en 1812, durante la época de la “patria boba”. Sin embargo cabe aclarar que en la Villa del Rosario el primer periódico oficial que se edito fue la Gaceta de Colombia y no la Bagatela. Existe en su interior una estatua del precursor, obra del artista colombiano Enrique Llamosa y donada por la Academia Francisco de Paula Santander el 13 de Abril de 1792.

Casa museo General Santander

En este lugar nació el General Francisco de Paula Santander el 2 de abril de 1792 y lo habito hasta 1805, cuando partió a santa fe a seguir sus estudios en el colegio Mayor San Bartolomé.

Después de pasar por varios dueños, finalmente por ley 164 de 1959, es declarada Monumento Nacional y se autorizo a la nación comprarla.

En el patio interior de esta, se halla la estatua de bronce del General, obra del escultor Enrique Llamosa.

Al cumplirse el bicentenario del natalicio del General Santander, fue sometida a una total remodelación, convirtiéndose en un museo evocativo, homenaje a este prócer Colombiano.

Templo Histórico

En 1821 Villa del Rosario albergo al congreso constituyente de ese año, realizando sus secciones en la espaciosa sacristía del templo parroquial. Allí se redacto la primera Constitución Política de la Gran Colombia.

En este templo tomaron posesión ante el congreso, el libertador Simón Bolívar y el general Francisco Paula de Santander, como presidente y vicepresidente respectivamente el 3 de octubre de 1821.

El templo fue destruido por el terremoto de 1875, a finales del siglo pasado trato de reedificarlo el sacerdote venezolano Manuel Lizardo, utilizando los antiguos materiales pero solo se levantó la Cúpula que hoy se ha convertido en símbolo nacional.

Bajo la Cúpula se encuentra una estatua de mármol de Simón Bolívar, obra del escultor italiano Pietro Canónica. La ley 28 de 1935 consagro estas ruinas como Monumento Nacional.